Calambres

Cuando el músculo se contrae, sale potasio y entra sodio y calcio. Para que pueda relajarse, el efecto debe ser inverso, debe entrar potasio y salir sodio y calcio. Para que este intercambio suceda, es necesaria la participación del ATP (Adenosin de trifosfato), sustancia clave que genera energía en nuestras células y tejidos. Estudios demuestran que el Magnesio participa activamente en la formación del ATP, inclusive se le considera magnesio dependiente.

Fuente: Entrevista al Dr. Mario Barbagallo – Bien de Salud