MAGNESIO, LA SOLUCIÓN PARA EL INSOMNIO Y EL ESTRÉS

 

Dr. José Luis Pérez-Albela

Médico cirujano

Médico naturista

PERÚ

 

Está científicamente comprobado que el magnesio es un mine­ral anti estrés. Ayuda a equilibrar la glucosa en la sangre, optimiza la circulación y la presión sanguínea, relaja los músculos tensos, reduce el dolor y calma el sistema nervioso. No obstante, debido a que tiene que ocuparse de tantas funciones, tiende a consumir­se rápidamente en nuestro organismo.

 

La deficiencia de magnesio ocupa el primer lugar en la lista de deficiencias minerales en el mundo actual. He estudiado este mineral durante más de 40 años, durante los cuales, junto al equipo médico de Bien de Sa­lud, hemos asistido a congresos internacionales organiza­dos por la International Society for the Development of Research on Magnesium (SDRM), además de realizar tra­ducciones al español de numerosa bibliografía al respecto.

 

En la actualidad, hay estudios, libros, compendios, congresos y grandes científicos en el mundo que corroboran lo que durante tanto tiempo hemos venido divulgando: el magnesio es un mineral clave para todas las funciones del organismo.

 

Se estima que el 80% de la población en Estados Uni­dos tiene déficit de este mineral. Algunos científicos con­sideran que este porcentaje es conservador. No hay un estudio en nuestro país sobre la deficiencia de magnesio en nuestra población pero, por nuestra experiencia clínica, me atrevería a decir que los números pueden ser mayores al 80%. En todo caso, sabemos que con alimen­tos de agricultura empobrecida por el tratamiento a los que son sometidos los suelos de cultivo, a la contaminación acústica y de metales pesados en nuestra vida diaria, y por el estrés en que vi­vimos, nuestro organismo no tiene el suficiente magnesio para los múltiples y numerosos procesos enzimáticos en los que interviene, incluyendo los del sueño. Nivelando el magnesio en el organismo, se mejorará la calidad del sueño notablemente.

 

Existe evidencia científica de que la deficiencia de mag­nesio conlleva al insomnio crónico. Solucionando esta de­ficiencia, usted puede tener un gran impacto en su calidad del sueño rápidamente. El Dr. Mark Hyman, MD, director del Centro de Medicina Funcional de la Clínica Cleveland, Estado de Ohio, dice: "Este mineral es crucial, actúa en más de 300 reacciones enzimáticas y se encuentra en todos los tejidos -principalmente en huesos, músculos y cerebro-. Tiene que estar presente en las células para crear energía, para hacer funcionar a otros elementos químicos, estabilizar membranas y para ayudar a relajar los músculos."

 

Un estudio realizado por los doctores W. Davis y F. Ziady de la Universidad de Preto­ria, Sudáfrica, en 200 pacientes con insomnio, reportó que a aquellos a los que se les suministró suplementos de magnesio pudieron dormir más rápidamente, disfrutaron de un sueño ininterrumpido y se despertaron con mas energía. También comprobaron que la ansiedad y los niveles de tensión disminuyeron durante el día.

 

El magnesio contribuye a la función cerebral que se ocupa de la regeneración celular, vitaliza el cerebro, tiene acción di­recta sobre el sistema nervioso central y contribuye a la relajación muscular; todo esto permite una mejor predisposición al sueño. De hecho, el magnesio es el mineral que más se aplica para tratamientos de ansiedad, depresión y trastornos del sueño. Es un relajante natural que mantie­ne el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la trasmisión nerviosa, manteniendo al sistema nervioso en perfecto estado.

 

Si usted, como la mayoría a personas, está sometido a un tipo de presión continua que lo irrita regularmente, se fatiga fácilmente y pierde la concentración, su presión arterial elevará sus niveles de adrenalina, la hormona del estrés que influye en el proceso del sueño. En estas condi­ciones de estrés físico y mental, el magnesio se libera de las células sanguíneas y se dirige al plasma sanguíneo, desde donde se excreta por la orina.

 

Tensión muscular, espasmos, falta de energía y trastornos en el sueño son los síntomas más característicos de la eliminación del magnesio. Como ya se mencionó, por sus múltiples funciones, se agota rápidamente en el organismo y de ahí la necesidad de reabastecer a tiempo a nuestro cuerpo de este valioso y necesario mineral.

 

El magnesio se encuentra en los cereales, legumbres en estado fresco, nueces, cacao y almendras; sin embargo, cuando existen los trastornos que ya hemos referido, es impor­tante tomar suplementos de magnesio por vía oral.

 

Los niveles de magnesio pueden ser un problema muy serio o un beneficio muy importante dependiendo de cuál sea su estado.

 

Debido a nuestro estilo de vida, sabemos que tratar de ingerirlo solo con alimentos no es suficiente para resolver el tema de la deficiencia de magnesio. Es recomendable tomar un buen suplemento diario de este mineral. La dosis varía de una perso­na a otra, así que haga su propia investigación y verá que si tiene problemas para dormir puede solucionarlos con este poderoso mineral.

Regresar Compártelo